Visuel Las cuatro estrategias principales de mantenimiento
02 Feb 2022

Las cuatro estrategias principales de mantenimiento

1 – Estrategia de mantenimiento correctivo o reactivo

La estrategia de mantenimiento correctivo debe estar siempre reservado a los equipos no fundamentales para la producción y con bajos costes de recambio.

El coste de la aplicación de una estrategia de mantenimiento correctivo es el más elevado, ya que no puede planificarse, moviliza equipos grandes para hacer frente a los picos de incidencias, iniciando periodos de guardia caros y produciendo estrés para el encargado e insatisfacción para el cliente, inquilino o usuario.

2 – Estrategia de mantenimiento preventivo

El mantenimiento preventivo es la estrategia más habitual. La inspección, el control y el mantenimiento de los equipos técnicos se programan a intervalos regulares. Aunque es fácil de programar, desempeñar y seguir con la solución de GMAO de Twimm, el cumplimiento de todas las tareas de mantenimiento preventivo y el tiempo dedicado a ellas supone un inmenso gasto. En la mayoría de los casos, el inicio de las intervenciones sigue a base de criterios y elecciones teóricas y arbitrarias en cuanto a las acciones a tomar y a la periodicidad de las visitas. Por lo tanto, el coste de este enfoque de mantenimiento siempre puede reducirse y la elección de la mejor estrategia es una importante palanca de ahorro para el administrador del patrimonio y de distinción para el proveedor de servicios de mantenimiento.

Twimm proporciona una ayuda considerable en esta optimización al ofrecer los indicadores necesarios para medir la eficacia de las operaciones. Así, una revisión anual de la eficacia de los calendarios de mantenimiento preventivo permitirá reducir el tiempo dedicado al mantenimiento en condiciones operativas (MCO) de las instalaciones.

No obstante, el mantenimiento preventivo no es tan eficiente como el predictivo.

3 – Estrategia de mantenimiento predictivo

El mantenimiento predictivo permite prever la necesidad de reemplazo o revisar un elemento antes de que este cause una avería. El objetivo del mantenimiento predictivo es aumentar la vida útil, así como la fiabilidad de los equipos. También permite reducir considerablemente la carga de trabajo de los equipos técnicos y el tiempo de inactividad de las instalaciones. Como puede ver, el mantenimiento predictivo le permite optimizar al máximo su presupuesto de mantenimiento.

Punto negativo: el mantenimiento predictivo puede ser complejo de iniciar, ya que requiere sensores y mucho tratamiento de los datos. Con Twimm, podemos apoyarle en estos problemas.

4 – Una estrategia de mantenimiento centrada en la fiabilidad

El mantenimiento enfocado en la fiabilidad (RCM por sus siglas en inglés) surgió en la industria aeronáutica, donde el mantenimiento es, como es de esperar, un desafío clave. Este consiste en dar prioridad a los elementos críticos cuyo fallo puede tener consecuencias sistémicas para una instalación técnica. En función de las prioridades dadas a los equipos, el RCM permitirá elegir la estrategia de mantenimiento más efectiva: reactiva, preventiva o predictiva.

Usar el mantenimiento enfocado en la fiabilidad significa también comprender que la edad de un equipo no es, en gran parte de los casos, un factor determinante en una avería. Es el privilegio de los equipos con experiencia con importantes recursos a su disposición. Esto demuestra un alto nivel de madurez. Si se aplica de forma adecuada, es la estrategia más relevante para las industrias pesadas.

También pueden interesarle estos artículos

13 May 2022

Iniciar con éxito su solución de GMAO

02 May 2022

Comprender lo que es la GMAO